A mi Padre…

Ya hace una semana que  mi Padre partió hacia algún lugar, no creo que muy lejos, pues lo siento bastante cercano. Él se fue, pero su espíritu se ha quedado entre nosotros, continúa siendo el guía de nuestra familia y un faro al que seguir su luz.

Ahora ya hace una semana, y es el momento en que puedo escribir, dirigiéndome a él, recordándolo, reviviendo momentos de mi vida, mi familia y mis amigos.

Y es que Papá, siempre estuviste ahí, nunca en primer plano, pero siempre ahí. Siempre para ayudar, para dar un consejo, para opinar, y siempre aceptando (aunque alguna vez a regañadientes) nuestras decisiones.

Posiblemente algunas veces no te entendí, pero es que en tus formas, decisiones, visiones, siempre tus valores te guiaron. Y tus valores fueron el rumbo de un viaje, que sin duda alguna, te llevaron a hacer un gran viaje y a llegar muy buen puerto. Ahora puedo decir que te entiendo.

Con tus valores me quedo, esos con los que conjuntamente con Mamá, me educasteis, me enseñasteis a amar y que son mi guía desde hace muchos años.

Nos enseñaste el valor de la austeridad, y no fue fácil! Recuerdo como me podía enfadar cuando me decías que no a algunas cosas materiales, pero en cambio siempre dijiste que si a todo aquello que fuese compartido. En estos momentos todas aquellas enseñanzas toman más fuerza que nunca.

Nos descubriste la fuerza de la voluntad. Todo aquello que quieras ser, lo puedes ser. Piénsalo, proyéctalo y trabájalo. Todo lo que he ido consiguiendo en esta vida (familia, amig@s, profesión) lo he hecho gracias a la guía de la voluntad.

Nos hiciste ver que un mundo mejor está en nuestras manos. Que depende de nosotros. Para mejorar hay que estar dispuesto a transformar nuestras realidades y el día a día de nuestro entorno. Y lo más importante, que esto se consigue con esfuerzo y trabajo constante, y siempre haciendo las cosas bien. Se me aparecen muchos recuerdos para explicar esto, pero el más simpático y posiblemente entrañable me lleva a recordar el día que me enseñaste a montar en bicicleta. ¡Mira que te di trabajo y te esforzaste! Es tan solo un pequeño ejemplo de que todo está en nuestras manos.

Papá, esto no es el final, sigues entre nosotros, bien vivo. Tu cuerpo, tus miradas, tus palabras están en el recuerdo. Tus valores, tu forma de vivir, tus enseñanzas son nuestra guía. Allá donde estés, eres mi faro. Y sin duda alguna para mi, este es tu testimonio de vida. Testimonio que intentaré pasar a Laia. Espero hacerlo tan bien como tu lo supiste hacer.

Te quiero.

Publicado en Sin categoría

Deja un comentario

Categories

BSO Masquefa 2015:

Instagram

  • #Bogotaneando 🕯️🕯️
El día 7 de diciembre las calles, plazas, comunidades y casas de Colombia se llenan de velitas. Reuniones familiares y de amigos para celebrar una noche especial.
#bogota #colombia #christmas #colors

Follow Us